Sabemos que el hombro es un complejo articular formado por un total de 4 articulaciones – esternocostoclavicular,  acromioclavicular, escapulotorácica y glenohumeral -. Toca ahora desentrañar el funcionamiento de cada una de ellas y su importancia en el ritmo escapulo humeral.

Como hemos mencionado en el anterior post, para seguir un orden lógico, hemos propuesto empezar anatómicamente de medial a lateral, no solo por un punto de vista práctico, sino  también por un orden secuencial en nuestro objetivo de entender el ritmo escapulohumeral. El sumatorio de los movimientos de la esternocostoclavicular (ECC) y acromioclavicular (AC) darán como resultado el movimiento de la escapulotorácica (ET), y el conjunto de estas tres articulaciones, junto con la Glenohumeral, proporcionaran el rango completo de movilidad al  hombro.

En primer lugar, y como base común de todas las articulaciones, vamos a estudiar las partes de las que están compuestas, cuales son sus estabilizadores pasivos y activos, así como el papel que toman en cada uno de los movimientos articulares posibles.

Una vez aclarado el orden y el porqué de dicho orden, empecemos con la articulación estreno-costo-clavicular.

Como su propio nombre indica, los tres huesos que van a formar esta articulación son, el esternón – como eje fijo- , la clavícula – como eje movil – y la primera costilla – como limitante de movimiento -. El tipo de articulación que forman la clavícula y el esternón en su eje longitudinal será en un plano de deslizamiento convacvo-convexo, y en su eje transversal, en un plano de deslizamiento convexo-concavo. Entender el tipo de relación articular en cada una de las articulaciones del hombro será fundamental para poder comprender el movimiento intra-articular y así poder valor el movimiento normal del hombro.

Sin entrar más allá en rebordes óseos y superficies articulares, diremos que la importancia de la clavícula en su forma de manubrio, es fundamental para general el movimiento de rotación posterior, necesario para una correcta elevación del brazo hasta los 180ª.

La presentación anatomica de la clavícula con respecto a la linea media esqueletal, la encontramos con una retroversión fisiológica de unos 25ª – necesaria para conectar con el plano escapular – y una ligera elevación de aproximadamente 5ª en sentido craneal.

in Terapia Manual